Run run se fue pa’l Norte para coro

Hace unos meses escuché un programa en la radio que hablaba sobre la cantante chilena Violeta Parra, contando su historia de desamor con su amado Run Run. De fondo, sonaba la canción que compuso sobre su desgracia. Me pareció desgarradoramente realista, además de preciosa.

El ritmo es un “rin” (taca taca ta ta), muy característico del charango (una bandurria con 5 dobles cuerdas).

Esta es la canción de Violeta Parra:

Y esta la versión de Inti Illimani, que fue la que sonaba en el programa de radio, muy conocida:

He hecho un arreglo para coro SATB, acompañado de guitarra, charango (curiosamente mi amigo Ramón, que canta en el coro, ¡lo toca!), flauta, violonchelo y bajo eléctrico. Aquí va el vídeo:

Descargas:

NOTA: Hice este arreglo sin ánimo de lucro. No he cobrado ni cobro por el arreglo, ni permito su uso con ese fin.

Eye of the Tiger para coro SATB

Arreglo de “Eye of the Tiger” de Survivor (Frankie Sullivan & Jim Peterik) para coro SATB + guitarras eléctrica + bajo eléctrico + batería.

Aquí va el vídeo:

Descargas:

NOTA: Hice este arreglo sin ánimo de lucro. No he cobrado ni cobro por el arreglo, ni permito su uso con ese fin.

Can’t help falling in love para coro SATB

Arreglo de “Can’t help falling in love” para coro, de George David Weiss, Hugo Peretti y Luigi Creatore, según la cantaba Elvis. Arreglo para coro SATB, clarinete en Si bemol, guitarra eléctrica, bajo eléctrico y batería.

Aquí va el vídeo:

Descargas:

NOTA: Hice este arreglo sin ánimo de lucro. No he cobrado ni cobro por el arreglo, ni permito su uso con ese fin.

Billie Jean para coro SATB

Hace unos meses preparé un arreglo de Billie Jean (de Michael Jackson) para coro y unos pocos instrumentos. Subo ahora las partituras, vídeo y audios.

Aquí va el vídeo con la partitura:

Descargas:

 

NOTA: Hice este arreglo sin ánimo de lucro. No he cobrado ni cobro por el arreglo, ni permito su uso con ese fin.

Monitorización temperatura hormigón con Raspberry Pi

Quiero monitorizar la evolución en el tiempo de la temperatura de una masa de hormigón armado de gran espesor en tres puntos de su volumen durante su fraguado. Para ello, voy a disponer 4 sondas DS18B20 en el interior de la masa (en el centro, y cerca de las caras), y un sensor DHT22 en el exterior para controlar la temperatura y humedad ambientes, conectados todos a una Raspberry Pi que irá registrando los valores cada minuto, archivándolos en un pincho USB, y enviándolos por correo electrónico cada hora.

Materiales

  • Raspberry Pi. Vale cualquier modelo. Yo he empleado una Raspberry Pi B+ v1.2 que tenía disponible. Aprox 20€.
  • Tarjeta SD 16 GB. Valdría con una de 8 GB, lo suficiente para una instalación de Raspbian.
  • Memoria USB. Cualquier pincho USB que tengamos.
  • 4x DS18B20 sumergibles. Comprados aquí por 2.59€ la unidad. Total: 7.77€
  • Sensor DHT22 de temperatura y humedad, para monitorizar la temperatura y humedad ambientes
  • 5m cable CAT5
  • Modem 3G USB
  • Caja Estanca IP55, o un tupper.
  • Batería

Preparo los sensores

Los DS18b20 vienen con 1 m de cable. Como necesito algo más de longitud, empalmo un par de metros más por cada sensor y luego los junto todos a un cable de 5m. El tipo de cable que empleo es RJ45.

Hasta los 10m de longitud aproximadamente me basta con soldar entre dos de los cables una resistencia de 4.7kohm. Para longitudes mayores, en esta página hablan de la resistencia pull-up a disponer en función de la longitud del cable.

Tras soldar todos los cables, los protejo con cola térmica, y luego con cinta aislante.

Código para registrar las temperaturas

En esta entrada ya hablé de cómo usar un sensor DS18B20 con una Raspberry Pi, y esta otra, del sensor DHT22. Antes de la conexión definitiva hago pruebas con cada uno de los sensores por separado para ver que está todo en orden.

Básicamente, sigo los pasos que indiqué en la entrada en la que hablé del DS18B20 para probar que funcionan cada uno de los sensores. Una vez que averiguo el identificador de cada uno de los sensores, preparo este pequeño script en Python que registra la temperatura de los sensores en un fichero:

# -*- coding: utf-8 -*-

import os	#Para poder pasar comandos al sistema (sudo modprobe...)
import time	#Para poder sacar la hora del sistema
import logging	#Para loguear los eventos
import Adafruit_DHT	#Para poder usar el DHT


termo1 = "28-0417838399ff"
termo2 = "28-041783898fff"
termo3 = "28-04178386dbff"
termo4 = "28-04178389e9ff"

sensor = Adafruit_DHT.DHT22
pin = 24	#Pin donde está conectado el DHT22


#Cargo los módulos para el termómetro:
os.system("sudo modprobe wire")
os.system("sudo modprobe w1-gpio")
os.system("sudo modprobe w1-therm")


#Inicializo el log:
logging.basicConfig(filename='/media/pincho/temps.log',level=logging.INFO,format='%(asctime)s %(message)s')

#Función para obtener la hora del sistema:
def get_date_time():
	return time.strftime("%d/%m/%Y,%H:%M:%S")

#Función para obtener la temperatura de un termómetro:
def get_temp_sens(term):
	try:
		ruta = "/sys/bus/w1/devices/" + term + "/w1_slave"
		tfile = open(ruta)
		text = tfile.read()
		tfile.close()
		secondline = text.split("\n")[1]
		temperaturedata = secondline.split(" ")[9]
		temperature = float(temperaturedata[2:])
		temperature = temperature / 1000
		temperature = round (temperature,1)
	except:
		temperature = 0
	return float(temperature)

#Función para obtener la temperatura y humedad del DHT22:
def get_tempYhum():
        try:
                humidity, temperature = Adafruit_DHT.read_retry(sensor, pin)
		temperature = round (temperature,1)
		humidity = round (humidity,1)
	except:
		humidity = 0
                temperature = 0
        return float(temperature), float(humidity)


hora = get_date_time()
temp0,humedad = get_tempYhum()
temp0 = str(temp0)
humedad  = str(humedad)
tempsens1= str(get_temp_sens(termo1))
tempsens2= str(get_temp_sens(termo2))
tempsens3= str(get_temp_sens(termo3))
tempsens4= str(get_temp_sens(termo4))


linealog = hora + \
"," + temp0 + \
"," + humedad + \
"," + tempsens1 + \
"," + tempsens2 + \
"," + tempsens3 + \
"," + tempsens4

print(linealog)

logging.info(linealog)

Conexión de los sensores

Para conectar los DS18B20, decido emplear un conector RJ45 (para facilitar la conexión en obra) que saco de una tarjeta de red vieja que tenía por ahí (ni siquiera la desueldo, directamente la corto con una sierra:

Y le sueldo la resistencia y los cables que conectaré a la Raspberry Pi:

Configuro la Raspberry Pi

  • Descargo la última versión de Raspbian (Raspbian Stretch, 2018-03-13) y la instalo en una tarjeta SD con Etcher
  • Configuro Raspbian para poder acceder desde SSH, configuro los locales y teclado, etc. La nombro RaspiHormiMon
  • Creo un túnel reverso SSH, siguiendo las instrucciones que preparé en esta entrada.

Conecto el pincho USB

Además de enviar los datos por internet, voy a archivar los registros en un pincho USB. Para ello tengo que instalarlo y garantizar que se cargue siempre en el arranque, modificando /etc/fstab. Sigo los pasos que ya conté en esta entrada.

Conexión a internet

Pensaba que tendría que seguir los pasos de esta entrada que escribí hace un par de años, pero compruebo que al conectar el Huawei E303 con una tarjeta SIM con el pin deshabilitado, la Raspberry Pi la reconoce perfectamente (en las últimas versiones de Raspbian viene por defecto usbmodeswitch) sin necesidad de hacer nada y se conecta automáticamente a internet como si fuese una conexión alámbrica, eth1.

Que envíe el log por email

Configuro la Raspberry Pi para que pueda enviar ficheros por correo, siguiendo los pasos que cuento en esta entrada.

Crontab

Ahora añado las siguientes líneas al crontab para que se ejecuten las tareas descritas anteriormente:

  • Registro de temperaturas cada minuto
  • Envío por correo electrónico del fichero de registros cada hora

Ejecuto:

crontab -e

Y añado las dos siguientes líneas:

* * * * * sudo python /home/pi/logsens.py
0 * * * *  mpack -s "Log Temps" /media/pincho/temps.log direccionDeCorreo@dominio.com

Batería y alimentación

Como pretendo dejar el invento en una obra, que estará alimentado a saber de qué forma (un grupo electrógeno seguramente), le pongo una batería, que permita seguir funcionando si se va un rato la luz, y también que proteja de las subidas de tensión.

La alimentación se hará por medio de un cargador convencional micro-usb de 5V (los de los móviles).

Carcasa

Con todo ya listo, lo meto dentro de una caja IP55, que es relativamente estanca, y de dimensiones perfectas para encajar todo sin estar muy apretado.

Montaje en obra

Tengo que decir que yo no pude colocar los sensores en obra y los colocó mi compañero y amigo Jorge. Como no podía ser de otra forma, estuvo lloviendo mientras lo colocaba, por lo que ¡se empapó enterito!

Aquí van una serie de fotos de la colocación de los sensores en obra:

Resultados

La Raspberry Pi tomaba medidas cada minuto, y enviaba un correo electrónico con todo el registro cada hora.

Versión 2

Código revisado, que incorpora los leds de aviso de si hay un error cada minuto, para poder comprobar en obra una vez instalado que está todo en orden, sin tener que esperar a recibir el mensaje cada hora. En caso de haber algún problema, y tras descartar error en conexiones, podría ajustarse la resistencia variable (potenciómetro).

También instalé 5 conectores RJ-45, para poder conectar directamente varios cables y no tener que hacer laboriosos empalmes como tuve que hacer en la ocasión anterior…

 

Enviar correos con la Raspberry Pi desde la línea de comandos

Para un proyecto que tengo entre manos necesito poder enviar automáticamente un fichero con un log por correo electrónico desde una Raspberry Pi. Esto se hace con los programas ssmtp y mpack. En esta página se explican muy bien los pasos, que seguí más o menos al pie de la letra.

Primero instalo el programa ssmtp:

sudo apt-get update
sudo apt-get install ssmtp

Ahora edito el fichero de configuración:

sudo nano /etc/ssmtp/ssmtp.conf

Comento los parámetros que vienen por defecto y pego lo siguiente (tuve que darle varias vueltas hasta hacerlo funcionar):

root=midireccion@miservidor.com
mailhub=smtp.miservidor.com:465
rewriteDomain=miservidor.com
AuthUser=midireccion@miservidor.com
AuthPass=micontraseña
FromLineOverride=YES
UseTLS=YES

También tengo que editar el siguiente fichero:

sudo nano /etc/ssmtp/revaliases

Y pego al final del todo:

pi:midireccion@miservidor.com:smtp.miservidor.com:465

Y ahora pruebo a enviar un correo:

ssmtp direccionDeCorreo@dominio.com
subject: prueba
funciona?

Y envío el correo pulsando Ctrl+D.

¡Funciona!

Ahora quiero poder enviar un fichero adjunto. Para ello tengo que instalar el programa mpack:

sudo apt-get install mpack

Y para enviar un fichero por correo es tan sencillo como ejecutar:

mpack -s "Este es el asunto" fichero.txt direccion@correo.com

Túnel reverso SSH

Voy a contar un método muy útil para poder acceder a un servidor remoto al que por diversos motivos en principio no tenemos acceso directo por SSH, creando un túnel reverso tenebroso por SSH.

Una aplicación podría ser para poder acceder a una Raspberry Pi que tiene conexión a internet por medio de un modem 3G de la que desconocemos la IP (y que probablemente aún conociéndola, el ISP no nos dejaría acceder a la misma por SSH). Es el caso que tengo entre manos para una Raspberry Pi que quiero dejar monitorizando unas temperaturas de fraguado del hormigón en una obra, que cuento en esta entrada.

Necesitamos en primer lugar un Servidor A al que tenemos acceso por SSH. Podría ser una Raspberry Pi ubicada dentro de una red, y a la que podemos acceder desde fuera de la red. Para ello es muy posible que hayamos tenido que redirigir puertos del Router de la red a la misma, como es mi caso. Tengo el router configurado para que cualquier petición de conexión a un puerto concreto, digamos el 22122, se redirija al puerto 22 de la Raspberry Pi, que está escuchando y esperando conexiones SSH por ese puerto.

Tengo además instalado un servicio externo de DNS (en mi caso el gratuito No-IP) en ese Servidor A de forma que se le asigne un determinado nombre al host a la IP dinámica que mi ISP me ofrece. Digamos que ese nombre es miServidor.com

Desde el Servidor B (la Raspberry Pi con conexión 3G a internet, a la que voy a querer poder acceder en el futuro) pruebo a conectarme al Servidor A:

ssh usuarioMiServidorA@miServidor.com

Introduzco la contraseña del usuario usuarioMiServidor, y listo, ya esto conectado desde el Servidor B al Servidor A por SSH.

Habiendo comprobado que tengo acceso, salgo:

exit

Y ahora vuelvo a entrar, pero con el siguiente comando:

ssh -N -R 2222:localhost:22 usuarioMiServidorA@miServidor.com -p 22122

Y vuelvo a introducir la contraseña para conectarme (más abajo veremos cómo evitar tener que introducir la contraseña). Con esto lo que le estoy diciendo al Servidor A es que que toda conexión que le llegue al puerto 2222 (por ejemplo) lo redirija por el túnel al puerto 22. La opción -N es específica para redireccionamiento de puertos, e indica que no viene un comando después.

Y ahora, desde el Servidor A, abro el túnel para conectarme con el Servidor B, que básicamente consiste en redirigir todo el tráfico SSH a un determinado puerto:

ssh -l usuarioServidorB -p 2222 localhost

Introduzco la contraseña del usuarioServidor B y ¡ya estoy en el Servidor B!

Hasta aquí todo bien, pero nos quedan cosas por hacer. Por un lado, como en teoría no voy a tener acceso al Servidor B al iniciar la conexión, es necesario que se conecte por SSH sin necesitar introducir la contraseña. Y por otro, tendremos que tener algún tipo de servicio que se encargue de vigilar que el túnel está funcionando, y volver a abrirlo en el caso de que se haya caído.

Acceso SSH por medio de certificado

En el Servidor B (desde el que quiero acceder al Servidor B sin que me pida la contraseña), tengo que generar el par de claves público-privada. :

cd ~/.ssh

ssh-keygen -t rsa

Doy al enter varias veces aceptando las opciones por defecto, sin passphrase. Con esto se generan dos ficheros: id_rsa y id_rsa.pub.

Ahora copiamos la clave pública al Servidor A:

scp -P 22122 id_rsa.pub usuarioServidorB@servidorB:.ssh/authorized_keys

(O lo copiamos con un pincho USB o como se quiera.)

Ahora pruebo a conectarme desde el Servidor B al Servidor A, y a ver si no me pide la clave:

ssh usuarioMiServidorA@miServidor.com -p 22122

Si a la hora de hacer la conexión tenemos algún problema, puede interesar empelar el comando con la opción -v, y ver lo que pasa:

ssh -v usuarioMiServidorA@miServidor.com -p 22122

¡Funciona!

Control de la conexión

Ahora tenemos que comprobar que el túnel permanece abierto a lo lagro del tiempo, y garantizar que se reconecta en caso de pérdida de que lo haya perdido.

Creo un fichero ~/create_ssh_tunnel.sh, con el siguiente contenido (sacado y adaptado de aquí):

#!/bin/bash
createTunnel() {
/usr/bin/ssh -N -R 2222:localhost:22 pi@miServidor.com -p 22122
if [[ $? -eq 0 ]]; then
echo Tunnel to jumpbox created successfully
else
echo An error occurred creating a tunnel to jumpbox. RC was $?
fi
}
/bin/pidof ssh
if [[ $? -ne 0 ]]; then
echo Creating new tunnel connection
createTunnel
fi

Este script comprueba que haya un proceso ssh ejecutándose, y si no, abre el túnel.

Hacemos ejecutable el script:

chmod 700 ~/create_ssh_tunnel.sh

Modifico crontab para que se ejecute cada minuto:

crontab -e

Y añado al final del fichero:

*/1 * * * * ~/create_ssh_tunnel.sh > tunnel.log 2>&1
Con esto decimos que se ejecute el script cada minuto.

Y listo, ya está funcionando.

Referencias

https://blog.devolutions.net/2017/3/what-is-reverse-ssh-port-forwarding

https://www.tunnelsup.com/raspberry-pi-phoning-home-using-a-reverse-remote-ssh-tunnel/

 

 

Sujeción del Apple Pencil en un iPad Pro con imanes de neodimio

Estas navidades me compré un iPad Pro de 12.9” y la verdad es que me ha cambiado la forma de trabajar. El uso principal que le doy es como libreta, tomando notas con el Apple Pencil. Este accesorio es el que realmente aporta un cambio radical a la tableta pues permite escribir y dibujar sobre la misma con una precisión y versatilidad tremendas, y sin latencia perceptible.

Pero independientemente de la tecnología que hay detrás del Apple Pencil, creo que en esta ocasión el diseño del mismo deja mucho que desear, y por varios motivos:

  • El necesitar un mini adaptador lighning para cargarlo es realmente engorroso y anacrónico.
  • La opción de cargarlo por el puerto lightning del iPad deja al lápiz en una posición muy expuesta y un movimiento desafortunado puede romperlo fácilmente.
  • La tapita, aunque tiene un imán que la mantiene unida al lápiz, salta y rueda con facilidad
  • El lápiz es totalmente cilíndrico, por lo que puede rodar por la mesa hasta que encuentra un obstáculo – o el suelo.
  • Y, lo que peor llevo… ¿dónde lo guardas mientras no lo estás usando? Hay fundas que llevan incorporado un especio para el lápiz, pero añaden mucho peso a un iPad ya de por si muy pesado.

Para solucionar algunas de estas pegas le he añadido una mejora. A algunos applemaníacos seguro que les parecerá un sacrilegio alterar así un producto Apple, pero pienso que si Steve Jobs levantase la cabeza y viese las pegas anteriores le iba a caer una colleja a algún ingeniero/diseñador que otro…

Lo que he hecho ha sido tan sencillo como pegarle unos pequeños imanes de neodimio (que creo saqué de unos lectores de DVD) tanto al lápiz como a uno de los lados del iPad. Son tan potentes estos imanes que el lápiz queda muy firmemente fiajdo contra el lateral del iPad, y hace falta hacer una cierta fuerza para separarlo. Con acercarlo ligeramente, el lápiz salta y se pega a los imanes.

Al principio lo pegué solamente con Superglue, pero luego decidí añadirle un pequeño borde de resina epoxi, que sobresale ligeramente y lo afea, pero no se nota demasiado. Quizás con el Superglue hubiese sido suficiente.

Además, con los imanes el lápiz ya no rueda por la mesa.

Queda hasta elegante, y es muy discreto.

 

Luz de atril

Para un concierto en el que toqué recientemente nos hacía falta tener luces en los atriles ya que en algunas piezas se proyectaban vídeos mientras tocábamos y la luz era insuficiente para poder leer la partitura.

Así que decidí construirme una luz de atril, con batería recargable por USB.

Para fijar la lámpara (realmente, tres lámparas LED) al atril, preví un par de imanes de neodimio, que se pegan a cualquier superficie metálica (la mayoría de los atriles) de forma muy fuerte.

Material necesario:

  • Una percha
  • 3 leds cortados de una tira led
  • Una batería de ion litio 18650 (sacada de la batería de un portátil)
  • Módulo cargador TP4056
  • 2 imanes de neodimio (sacados de un disco duro)
  • Interruptor
  • Potenciómetro

Realmente no hay mucho que contar. Con unos alicates enderecé y di forma al bastidor. Ojo, que el alambre de esta percha era muy grueso y por tanto excesivamente rígido y difícil de doblar.

Luego soldé los cables correspondientes entre la batería y el módulo de carga, con la precaución de meter un tiempo antes la batería en el congelador, para que el calor de la soldadura no afectase al ión litio (estas baterías se llevan mal con el calor, y en algún sitio leí este truco).

Del módulo de carga soldé los cables al interruptor, y de este al potenciómetro, que alimentaba en serie a los tres leds.

En total unas 2 horas de una tarde de domingo.

Añadido 24/4/2018

Hace unos días me sobró un poco de tira de led (y un ratito) y decidí ampliar la luz del atril:

Popurrí de canciones de dibujos animados de los ochenta para coro

He compuesto un popurrí de canciones de dibujos animados de los ochenta para coro, bajo eléctrico y batería.

Aquí se puede ver el vídeo con la partitura y mi voz haciendo -malamente- las cuatro voces. Y de fondo, los dibujos animados de lo que va sonando en cada momento (¡en ocasiones, superpuestos varios dibujos!):

Y aquí el vídeo con solo la partitura y la música sintetizada:

Descargas:

 

NOTA: Hice este arreglo sin ánimo de lucro. No he cobrado ni cobro por el arreglo, ni permito su uso con ese fin. Las canciones originales fueron compuestas por:

David el Gnomo: Javier Losada
D’Artacán: Guido y Maurizio de Angelis
Willy Fog: Guido y Maurizio de Angelis
Campeones: Música: Carmelo Carucci e Alessandra Valeri Manera; Letra Carlos Toro